Incendio




Perdió el norte, la vida se mostró efímera en su piel y suspiró...

Sus ojos en volandas, sus manos en tropel, acariciando la infinidad de su cuerpo desnudo. Parecía que se iba a consumir su vida en un segundo, que las manecillas del reloj estuvieran incendiando todo su amor.

Sus sueños ensalzados en la eternidad del minuto, el que tenia para consumir la desazón. Ese brillo en los ojos y el calor de otros labios, esa necesidad que desarmaba la desesperación.

Su larga cabellera descansando en la almohada, la calma de los susurros que escucha en el reloj. Una nívea sonrisa que mece la esperanza...

Y suspiró.
 
Deja tu comentario

1 pensamiento:

fl(h)uir dijo...

y por fin, el descanso

Publicar un comentario

Hoy nos enlazan...

 
 
 

Blogs interesantes

Entradas
Comentarios

Vota al BLOG DE LA SEMANA

Creative Commons License
La obra literaria expuesta es original del autor y está bajo una licencia de Creative Commons, salvo que el autor la someta a una licencia distinta. Las imágenes y demás elementos son de sus respectivos propietarios. Poetízame no se hace responsable de los contenidos publicados.
.

Comentarios Recientes

 
Subir