Razón de poetas cotidianos VI

el tiempo detenido. volver a la frontera. the lengthy time. return to the border.

Cómo duele saber que ya no hay
ni preguntas ni respuestas,
cómo duele sufrir la crueldad
que se esconde entre tus máscaras,
cómo duele la oscuridad,
y el agua que cae,
y las campanas que llaman,
y el tiempo y las voces,
y sentir que tu nombre
no pertenece a mis labios,
ni tus manos,
ni los sueños que modelan.
Cómo duele tu sabor en cada palabra,
cómo duelen las sombras de tu rostro,
cómo duele el olor del trigo,
y el hambre que dejas,
y la rabia por los gestos negados,
y los versos que nunca escribí,
y el deseo que quiebra tus formas
por escoger la ceguera.
Cómo dueles en el viento que acaricia,
en mis ganas de tenerte,
en los jazmines que cayeron,
en la luz que rompe muros,
en el silencio que recrea
el dolor de tu traición.
Duele ser tuyo,
reconocerme en tus ojos,
lo vivido a borbotones,
duele el tiempo, la raíz y la esencia
que permanecerán en tu aliento.
Deja tu comentario

Sin pensamientos, agrega el tuyo

Publicar un comentario

Hoy nos enlazan...

 
 
 

Blogs interesantes

Entradas
Comentarios

Vota al BLOG DE LA SEMANA

Creative Commons License
La obra literaria expuesta es original del autor y está bajo una licencia de Creative Commons, salvo que el autor la someta a una licencia distinta. Las imágenes y demás elementos son de sus respectivos propietarios. Poetízame no se hace responsable de los contenidos publicados.
.

Comentarios Recientes

 
Subir