Frágil status quo.




No amanecen las mañanas en tu ausencia,
ni se apaga ese foco vespertino
que a veces llamamos sol, a veces esperanza.

No se rompen los suspiros cristalinos
que descansan en la calma de los lagos,
ni se funden mis antojos e ideales con tu sino.

Todo el pulso que rodea mi existencia.
se somete a un estado de paciencia
camuflada de tranquila, disfrazada de cordero.

Mientras yo, exaspero a mi deseo
con promesas de que hoy sí volverás,
aunque sea con el fin de despedirte.

Desde entonces faltan horas
que contar en mi reloj, sobra el tiempo
que separara a tu presencia de la mía.

Y por eso mis palabras, como gotas
de una lluvia que ni empieza ni termina,
se desprenden del cielo de mi deseo,
precipitan en mi solitaria vida
y se estrellan con la cruda realidad
de que hoy, todavía faltas tú.











Deja tu comentario

2 pensamientos:

Perfecto dijo...

Un hermoso poema de amor.
Mis felicitaciones.

Un abrazo.

Muchas gracias por tus palabras querido amigo. Un abrazo.

Publicar un comentario

Hoy nos enlazan...

 
 
 

Blogs interesantes

Entradas
Comentarios

Vota al BLOG DE LA SEMANA

Creative Commons License
La obra literaria expuesta es original del autor y está bajo una licencia de Creative Commons, salvo que el autor la someta a una licencia distinta. Las imágenes y demás elementos son de sus respectivos propietarios. Poetízame no se hace responsable de los contenidos publicados.
.

Comentarios Recientes

 
Subir