AMARGA Y DULCE


Abierto el frasco de la vida,
así el Nescafé cada mañana,
espesura de espirales removida
al calor de la leche,
al dulzor de la entrega.
Acercarla y retraer el sorbo
sin rozar los labios ni la lengüa,
con el beso por años retrasado,
por no apurar de un solo trago
el goce que me queda;
por no vivir de sobresalto
ni traer a la entreabierta
el resto de los años
que, en el fondo de la taza,
se hacen poso y humareda.
De lento el azucar se disuelva
y apurar despacio la fragancia,
amarga y dulce, de mi espera.
En la mañana del domingo 7 de mayo, 2009
Deja tu comentario

1 pensamiento:

Seda dijo...

comparativa realidad...
lo cotidiano y la continua espera , lo que se tiene por demás
y ni se aprecia, a veces,
hoy hecho un poema,
convertido en un monumento
a tu ansiada espera...

te dejo un beso.

Publicar un comentario

Hoy nos enlazan...

 
 
 

Blogs interesantes

Entradas
Comentarios

Vota al BLOG DE LA SEMANA

Creative Commons License
La obra literaria expuesta es original del autor y está bajo una licencia de Creative Commons, salvo que el autor la someta a una licencia distinta. Las imágenes y demás elementos son de sus respectivos propietarios. Poetízame no se hace responsable de los contenidos publicados.
.

Comentarios Recientes

 
Subir