Un día perfecto.


Aquí te espero, en la cama, hace frío. Imagino el hueco de tu cuello, está tibio y huele bien, a piel y deseo. Date prisa ¿no ves que estoy temblando? ¿no ves que me muero de amor? Te apretaré tan fuerte que pedirás clemencia, y luego acabarás riendo, como siempre. Apoyaré mi cabeza sobre la almohada, elevaré mis brazos y sonreiré, ofreciéndome feliz. Haz conmigo lo que quieras y bésame mucho, que estoy hambrienta y ebria de ti. Permite que me quite la máscara, la dejaré en la mesilla, ahora comienza lo bueno, lo único real, lo que vale, el contacto, el juego. Y luego, cuando llegue la calma, me dirás que me quieres con esa mirada que tanto me gusta, entonces habrá sido un día perfecto.


Imagen: Yayusa-photo.net
Deja tu comentario

1 pensamiento:

ElPoeta dijo...

Precioso, Andrea. Lleno de ternura y sensualidad. Un beso,
V.

Publicar un comentario

Hoy nos enlazan...

 
 
 

Blogs interesantes

Entradas
Comentarios

Vota al BLOG DE LA SEMANA

Creative Commons License
La obra literaria expuesta es original del autor y está bajo una licencia de Creative Commons, salvo que el autor la someta a una licencia distinta. Las imágenes y demás elementos son de sus respectivos propietarios. Poetízame no se hace responsable de los contenidos publicados.
.

Comentarios Recientes

 
Subir